Gamificación. ¿Lo estas aplicando en tu emprendimiento?

¡Puntos por todo!: eslogan de un banco en Colombia.
Tus puntos acumulados a la fecha son: mail que nos llega cada semana.
En esta compra usted ha acumulado XX puntos: la tirilla del market luego de pagar.
 
 
A diario y en toda actividad la gamificación nos está llenando de premios, puntos, metas, objetivos y calificaciones. ¿Lo habías notado?, ¿sabes que es la gamificación?
 
El uso de mecánicas de juegos aplicadas a entornos que no son juegos es una definición muy practica de gamificación, y los entornos son ¡demasiados!, corporativos, educativos, psicológicos, motivacionales, emprendimientos, software… nos enfocaremos en un acercamiento a la gamificación en un ambiente corporativo y de ahí como puedes aplicarlo en un ambiente emprendedor.
 
En la pirámide de Maslow el sentido de pertenencia, el reconocimiento y la autorrealización están en la cima, hacen parte latente de las necesidades del ser humano. La teoría se explica muy bien, pero como explicas al adolescente que pasa horas frente a un juego tratando de superar niveles e intentando una y otra y otra vez obtener las recompensas que este le promete obtener, al día siguiente ese mismo adolescente no tolera estar en un aula de clase donde es muy tedioso estar concentrado una hora en una materia especifica.
 
Para nosotros la auto realización vendría más en educación que en un video juego, pero en la complejidad del ser humano encuentra en un juego estos tres componentes latentes. Un sentido de pertenencia al tener una identidad (así sea virtual), pertenecer a un grupo y entender que hace parte de una misión especial en el juego, un reconocimiento al obtener vidas, puntos, estrellas, oros o monedas cada vez que completas una tarea por más simple que sea como caminar por un sendero demarcado. Y la autorrealización se completa al ser reconocido en una tabla de puntuaciones con unas iniciales o incluso dentro del mismo grupo con el que habitualmente va a la escuela.
 
 
Esas mismas necesidades las vivimos a diario aún sin estar en el entorno adolescentes, ya es común que todo se maneje por sistema de puntos, reconocimientos, calificaciones y demás y que nuestro mismo entorno lo hace parte del día. 
 
En un ambiente corporativo ya es común ver aplicaciones donde el empleado debe cumplir una serie de capacitaciones de manera autónoma para conseguir las insignias que lo harán merecedor del puntaje para ser el empleado del mes, una serie de premios como días de descanso o remuneraciones adicionales donde además de aprender va a obtener la anhelada recompensa. 
 
 
 
No es fácil crear un sistema de gamificación, para muchos es cuestión de premiar el esfuerzo; pero va más allá, entender y saber hasta donde queremos llevar al equipo, conocer sus necesidades y capacitar de manera didáctica, evaluar de manera diferente y calificar los logros de manera motivacional, es una gran mezcla que puede llevar la experiencia de gamificación a otro nivel si se logra de la manera adecuada.
 
Muchos video juegos no logran el éxito que se espera, entonces, ¿Cómo podría un sistema de gamificación corporativo lograrlo? entendiendo que no se trata de un juego, se trata de entender cuales son las motivaciones especificas del equipo de trabajo, la cultura corporativa altamente demarcada vivencialmente y no la soñada (recordemos que muchas compañías aun plasman en papel lo que debería ser la cultura, pero un día en sus instalaciones te demuestra que están lejos de lograrlo), un feedback inmediato, el reto de lograr misión incluso simuladas donde un cliente complicado es el principal monstruo a vencer con estrategias y tácticas, y sistemas de evaluación no convencionales donde dejan aun lado el examen tipo test y el evaluado puede demostrar lo aprendido con situaciones especificas. 
 
Definitivamente alguien que entienda de reconocimientos, sentido de pertenencia y autorrealización en un juego, puede lograr llevarlo a nivel corporativo. 
 
Ahora, ¿Cómo lo llevo a mi emprendimiento?
 
¿Tu cliente se siente parte de tu comunidad?, ¿se identifica contigo o con tu marca?, ¿lo reconoces públicamente por ser fiel, leal o por simplemente recomendarte?, ¿has indagado como esta esta semana, aunque hace días no te compra algo?, ¿le recuerdas que es parte de tu comunidad y que tú te identificas con él por x o y motivo?, ¿sabes cuándo cumpleaños?, ¿Sabes la edad de sus hijos?, ¿Pensaste en el leyendo un artículo?. Estas pueden ser unas de cientos de preguntas que tienen una respuesta en gamificación, recuerda, desarrolla el sentido de pertenencia… logra que él se identifique contigo, con tu marca y con lo que quieres transmitirle, debes estar muy pendiente del si tienes 5 o 1000 clientes, todos son importantes, depende más de táctica como logras hacerlos sentir importantes.  Reconócelo públicamente, privadamente, reconócelo como padre, madre, como miembro activo de tu comunidad, renoce lo importante que es el en tu entorno, no es un número más. Logra la autorealización Todo lo que hagas hazlo en justa medida, a nadie nos gusta las marcas invasivas y atormentadoras.
 
Recompensas, premios, reconocimientos, calificaciones, y retos. De seguro seguiremos viendo más ejemplos en todas las actividades. Hasta conduciendo a diario lo vemos en waze.
 
¿Notas más actividades donde se aplique la gamificación? De seguro lograras un cambio en tus resultados cuando empieces a aplicarlas.
 

Deja una respuesta